Marketing deportivo: qué es y sus tipos

Amanda Albo Moreno

Amanda Albo

SEO & Content Specialist

¿Eres deportista o diriges una agencia deportiva y quieres potenciar tu imagen? Te contamos todos los secretos del marketing deportivo desde el principio.

En los últimos años, las prácticas deportivas han experimentado un auge que ha abierto un campo lleno de posibilidades para este sector. Esto ha llevado a muchas empresas o deportistas a querer formar parte de él impulsando estrategias de marketing.

Normalmente, uno de los grandes retos para las agencias o departamentos de marketing es conseguir conectar con el consumidor. Es decir, generar un sentimiento de pertenencia a la marca. 

Así, el mundo del deporte parte con ventaja en esto, ya que los consumidores deportivos sienten una gran admiración por los deportistas o por su deporte favorito. 

Esto se convierte en un elemento clave a la hora de penetrar en el consumidor y optimizar los esfuerzos de marketing, además de generar grandes ingresos y oportunidades de negocio.

Algunas grandes empresas como Nike, Adidas, eSports o La Liga ya forman parte de este nuevo movimiento, y no hay mejor prueba que el éxito en sus spots publicitarios o los millones de seguidores que han alcanzado en redes sociales.

Antes de ponerte manos a la obra y adentrarte en este mundo tan interesante, es importante conocer un poco el contexto de esta modalidad de marketing, así como sus características, objetivos y canales adecuados para llegar a los clientes.

Y eso mismo es lo que vamos a contaros a continuación para que puedas poner desde ya en práctica tus estrategias.

¿Qué es el marketing deportivo?

marketing deportivo que es

El marketing deportivo no es más que otra variante del marketing que tiene como fin mejorar la imagen corporativa del deportista o de la agencia, así como captar nuevos clientes.

Uno de los principales objetivos de esta modalidad de marketing es la creación de un vínculo emocional con los aficionados o usuarios y la marca, de forma que se sientan identificados y orgullosos de ella.

El mundo deportivo tiene dos grandes ventajas: las emociones están siempre presentes y cuenta con una gran capacidad para crear comunidades. Esto es algo muy importante y útil a la hora de desarrollar estrategias, ya que facilita la manera en la que se llega al usuario y se penetra en él.

Los aficionados quieren formar parte del proceso y seguir las competiciones, estar presente en el día a día, disfrutar de las victorias y apoyar en las derrotas… En resumen, no es la marca la que busca al usuario, sino el usuario el que demanda la marca.

Y así ocurre en las marcas de gran renombre donde, a través de acciones publicitarias, pueden abarcar grandes oportunidades de negocio como patrocinios, aumento del número de clientes, mejorar la imagen de marca o de un deportista, etc.

Pero también se puede aplicar en empresas pequeñas como gimnasios o centros deportivos, al crear una comunidad y sentido de pertenencia en el cliente.

¿En qué se diferencia el marketing deportivo de otros sectores?

diferencia marketing deportivo

Como hemos comentado anteriormente, el marketing deportivo es un sector especial. Y es que, a diferencia de la gran mayoría de industrias donde las decisiones de compra son racionales, en el deporte son 100% emocionales.

Los consumidores no son simples usuarios que hoy consumen tus servicios y mañana otros, sino que es una cuestión de sentimiento. Esto se ve muy claro en el fútbol. Aquellos que pertenecen a un equipo, pertenecen desinteresadamente. No dejan de apoyar al equipo si pierde o desciende, no hay un sustitutivo.

Para un fan de un equipo de fútbol, el consumo no está ligado a los resultados (parcialmente) sino que se apela también a los sentimientos y emociones. 

Esto también ocurre en marcas deportivas como Nike o Adidas, que utilizan la imagen de deportistas conocidos para ligar a sus valores e ideas, de forma que los usuarios sienten una mayor cercanía con la firma.  

Otra de las ventajas del marketing deportivo es su capacidad para acoger una estrategia omnicanal, especialmente ahora con el auge de las redes sociales.

Desde los medios de comunicación más tradicionales como la televisión o la radio a las retransmisiones en directo, por ejemplo, vía Twitter o Twitch.

Algunas marcas como Real Madrid, han apostado a su vez por canales de YouTube o incluso por un canal propio de televisión como Real Madrid TV, donde los aficionados pueden conocer más de cerca a sus ídolos. 

Pero el mundo digital no es el único método utilizado para desarrollar estrategias de marketing deportivo. Desde tiempos inmemorables, los partidos de fútbol han sido el escenario perfecto para promocionar marcas a través de las vallas publicitarias.

Por último, una de las últimas incorporaciones han sido los influencers, que ya también se están utilizando para promocionar eventos deportivos, gimnasios o productos relacionados con el deporte.

¿En qué tipo de marketing deportivo te quieres especializar?

especializar marketing deportivo

Actualmente, los tipos de marketing deportivo se pueden agrupar en 4 modalidades:

Marketing de eventos deportivos

El marketing de eventos deportivos es posiblemente el que más conozcáis. Tanto es así, que en muchas ocasiones se llegan a retransmitir en todas partes del mundo, como es el caso de la Super Bowl, la Champions League, los Juegos Olímpicos, Wimbledon o la NBA.

Este tipo de marketing tiene dos objetivos principales. Por un lado, visibilizar el propio evento para conseguir el mayor número de audiencia. Y, por otro lado, ofrecer espacios publicitarios o patrocinios a marcas que quieran anunciarse con el fin de generar ingresos.

Marketing general de deportes

Cada vez son más las empresas que participan en el marketing deportivo con el fin de ligar su marca a los valores del deporte. Esto principalmente se realiza a través de la organización de eventos deportivos.

Al usar este tipo de marketing, se busca mejorar la responsabilidad social corporativa, bien promoviendo los beneficios del deporte y de una vida saludable o bien destinando los ingresos obtenidos de los eventos deportivos a la donación de los recaudos a causas relevantes.

Algunos ejemplos de esto son la “Carrera de la Mujer Central Lechera Asturiana”, o las carreras populares organizadas por Banco Santander.

Marketing de productos deportivos

Esta disciplina de marketing deportivo es otra de las más conocidas. Consiste en empresas que utilizan el deporte para vender. En muchas ocasiones, los productos están relacionados con el deporte o lo que conlleva tener una vida saludable. 

Este es el caso de Monster o Red Bull como patrocinador de deportes de riesgo, Adidas y Nike en caso de atletas o deportistas de alto rendimiento y de marcas de nutrición como Real fooding, Miwi Real Drinks o Myprotein.

También es habitual que se escojan a influencers con el fin de promocionar servicios como gimnasios, entrenamientos personalizados o productos como Prozis.

Marketing de instituciones o asociaciones deportivas

Por último, un caso menos habitual de ver es el de las propias entidades deportivas o los propios atletas promocionando acciones o actividades con el fin de aumentar la visibilidad.

Este es el caso, por ejemplo, de los documentales o las docuseries de deportistas como Neymar, Kilian Jornet, Kobe Bryant o Serena Williams con el fin de conocer más de cerca al deportista o a las entidades deportivas, como la docuserie “Sean eternos: Campeones de América” emitida por la selección argentina de fútbol.

Es habitual que una persona que no sea un fan acérrimo de un deportista comience a serlo tras ver un documental suyo, al igual que pasa con el cine, la música o cualquier otro celebrity.

¿Cómo hacer marketing deportivo para que sea todo un éxito?

como hacer marketing deportivo

En la historia hay varias campañas o marcas que se han ganado un hueco de honor en el mundo del marketing deportivo. Algunas de las más notables son:

Red Bull

Uno de los principales casos de éxito del marketing deportivo, como ya hemos mencionado anteriormente, es Red Bull.

La marca conocida a nivel mundial no patrocina su producto, es decir, la bebida energética. Red Bull no te explica su bebida ni se centra en los ingredientes, simplemente transmite una imagen de marca

Red Bull ha pasado de ser una bebida energética a ser un concepto en sí asociado con la aventura, el riesgo y el deporte bajo el logo «red bull te da alas». 

Space Jam

La película estrenada en 1996 también fue un caso de marketing deportivo exitoso al utilizar al jugador de baloncesto Michael Jordan como protagonista. 

Posiblemente, gracias al fanatismo hacia Jordan por parte de sus seguidores, esta película logró convertirse en la película de baloncesto más taquillera de la historia, con más de 300 millones de dólares recaudados en todo el mundo.

Adidas y Gabriel Jesús

mural Gabriel Jesus Adidas

Esta campaña emotiva que llevó a cabo Adidas parece, a simple vista, un homenaje al futbolista brasileño. Cuando Gabriel Jesús era un adolescente de 16 años pintaba las calles de su ciudad, Jardim Peri, en Brasil.

Sin embargo, 4 años más tarde, Gabriel Jesús ya se había convertido en un futbolista estrella en el fútbol mundial, y fue entonces cuando Adidas decidió hacerle un homenaje y pintar un mural en los edificios de su ciudad natal en reconocimiento a su pasado.

Si estás interesado en dedicarte al mundo del marketing deportivo, este artículo es un buen punto de partida. Si bien es un sector complicado para entrar de nuevas, también es una de las industrias más satisfactorias que hay.
Es importante que seas un apasionado del deporte, de esa manera podrás entender mejor qué es lo que busca tu público, qué sensaciones y sentimientos quieres despertar en ellos y así lograr conectar y una manera de diferenciarte.