La guía definitiva para la optimización de Google Ads

Angel Engo, nuevo Paid Media Specialist en DDigitals

Ángel Engo

Paid Media Specialist

La optimización de Google Ads te ayudará a asegurarte de que estás invirtiendo tu dinero de manera eficiente y efectiva, lo que a su vez te ayudará a obtener un retorno mayor sobre tu inversión. En este artículo, te mostraremos los pasos esenciales para optimizar tus campañas de Google Ads y cómo puedes aprovechar al máximo tu presupuesto de publicidad.

¿Por qué es tan importante la optimización constante de tus campañas de Google Ads?

Manos en un teclado junto con hombres con fotografías
  1. Mejora el rendimiento: La optimización constante permite identificar y corregir problemas que pueden estar afectando el rendimiento de las campañas, lo que permite aumentar el número de clics y conversiones.
  2. Reduce el costo por clic: Al optimizar las campañas, es posible reducir el costo por clic al mismo tiempo que se aumenta el número de clics y conversiones.
  3. Aumenta la eficiencia: Una optimización constante permite aprovechar al máximo el presupuesto de la campaña, lo que significa que se pueden obtener mejores resultados con menos inversión.
  4. Ayuda a mantenerse en la cima: La optimización constante es esencial para mantenerse por delante de la competencia en los resultados de búsqueda, ya que las campañas optimizadas tendrán un mejor rendimiento y una mayor visibilidad.
  5. Proporciona una mejor experiencia para el usuario: Al optimizar los anuncios y las páginas de destino, se puede asegurar que el usuario obtenga una experiencia relevante y satisfactoria, lo que aumenta la probabilidad de conversión.

Enfoques del proceso de optimización de Google Ads

Existen varios enfoques para optimizar una campaña de Google Ads, algunos de los cuales incluyen:

Optimizar para el rendimiento 

rendimiento

Antes de empezar a optimizar tus anuncios, es importante definir el problema. Para ejemplificar este punto, digamos que estás intentando perder peso. Un buen punto de partida sería preguntarse: «¿Cuáles quiero que sean mis objetivos de salud?».

Cuando te fijes objetivos para optimizar tus anuncios, asegúrate de que sean tangibles y alcanzables en un plazo de tiempo razonable. En otras palabras, no establezcas un objetivo como «Quiero que mi porcentaje de grasa corporal esté por debajo del 10% para el 1 de enero de 2024», ¡porque esto puede ser increíblemente difícil, si no imposible! En lugar de eso, proponte algo más realista, cómo perder 9 kilos en 6 meses.

Una vez que hayas establecido estos objetivos realistas, ¡es hora de otra ronda de optimización!

Optimizar para costes adecuados

optimizar costes

Es posible que hayas oído estos términos antes, pero ¿qué significan? En pocas palabras: «costes» se refiere a cuánto dinero te gastas en una campaña publicitaria. CPA significa «coste por adquisición«, es decir, cuánto te gastas en cada nuevo cliente que compra en tu negocio. CPC se refiere a «coste por clic«, que es la cantidad que se paga cuando alguien hace clic en uno de tus anuncios.

A la hora de elegir entre los tipos de campaña CPA y CPC, existen algunos pros y contras asociados a cada una de ellas, pero en última instancia ambos se reducen a si tienen sentido o no para los objetivos de tu negocio en un momento dado. Si deseas mejorar el retorno de la inversión de tus anuncios y obtener los mejores resultados de los anuncios de Google, es importante asegurarse de que está optimizando para el coste por adquisición (CPA) o el coste por clic (CPC).

La mayor diferencia entre el CPA y el CPC es que el CPA se centra en los ingresos totales generados por los anuncios a lo largo del tiempo, mientras que el CPC se centra en cada clic que se produce. Por eso las campañas de CPA suelen ser más caras que las de CPC. Pero también hay que tener en cuenta otros factores, como si vendes un producto o servicio en el que es posible que los clientes vuelvan después de realizar la compra inicial.

Optimizar para los objetivos de cliente

personas leyendo un informe

Es importante definir el problema antes de empezar a buscar una solución. En otras palabras, fija primero tus objetivos. No empezarías a construir una casa sin saber qué aspecto tendrá y cómo de grande tiene que ser, ¿verdad? Lo mismo ocurre con las campañas de marketing: no se puede crear un mensaje eficaz sin saber exactamente lo que se quiere conseguir. Puedes ampliar esta información en nuestro artículo «10 preguntas para una campaña de marketing digital exitosa«.

Antes de dar el salto a este paso, tómate tu tiempo para considerar cuáles son tus objetivos principales y cuánto tiempo te llevará alcanzarlos. Tendrás que plantearte objetivos SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y oportunos). Por ejemplo: «Quiero que el tráfico de mi sitio web provenga de resultados de búsqueda orgánica en Google en un plazo de 3 meses».

Ten en cuenta que establecer expectativas realistas es clave aquí, ¡no esperes resultados inmediatos! Sé ambicioso sobre lo que tu marca tiene el potencial de lograr, pero también sé realista sobre el tiempo que puede pasar hasta que esas cosas sucedan.

Una vez que hayas fijado tus metas y objetivos, es hora de empezar a pensar en cómo vas a conseguirlos. El primer paso suele ser la lluvia de ideas, que consiste en proponer tantas soluciones como sea posible, aunque algunas sean absurdas o poco prácticas. Puede que al final tengas docenas de opciones diferentes (o incluso cientos), ¡pero no pasa nada! En esta fase es importante no apegarse demasiado a ninguna idea.

Principios básicos que te ayudarán optimizar anuncios

manos de chica en un portátil

Cuando empieces a optimizar tus campañas publicitarias, es bueno que conozcas los principios que utiliza Google en sus algoritmos. Éstos son:

  • Quality Score (Puntuación de Calidad)
  • Clickthrough Rate (CTR) > Porcentaje de Clics

El Quality Score tiene en cuenta otros factores que influyen en la probabilidad de que un usuario haga clic en tus anuncios. También ayuda a determinar el coste por clic (CPC), que es lo que pagas cuando alguien hace clic en tu anuncio. Cuanta más información relevante y útil contengan tus anuncios, mejor calidad percibirá Google, lo que mejorará tu puntuación de calidad y reducirá tu CPC.

Google no da muchos detalles sobre cómo se calcula el índice de calidad, pero sabemos que tiene en cuenta aspectos como:

  • Ad Relevance (Relevancia del anuncio) – ¿Es relevante este anuncio para lo que he buscado? ¿Hay faltas de ortografía o errores? Si es así, ¡corrígelos!   
  • Landing page experience (Experiencia del usuario en la página de destino)  – ¿Coincide mi página de destino con lo que se anunciaba? ¿Aporta valor a los usuarios que llegan a ella tras hacer clic en un anuncio?
  • Clickthrough rate (CTR) – ¿Con qué frecuencia hace clic la gente en este enlace en comparación con otros (o en comparación con versiones anteriores)? ¿Puedo mejorar esas cifras haciendo cambios como añadir palabras clave y utilizar texto de llamada a la acción?

¿Qué hace que un anuncio sea bueno?

mejores prácticas

Los mejores anuncios son los que son relevantes y útiles para el usuario. Son una respuesta a una pregunta que tenían, o proporcionan información que les ayuda a resolver su problema. Si ves que tus anuncios no están funcionando, probablemente sea porque no están aportando ningún valor.

Si no tienen una fuerte llamada a la acción y no están proporcionando ningún valor, entonces la gente no hará clic en ellos.

Por eso es importante empezar con un objetivo en mente al crear un anuncio. ¿Qué quiere que hagan los usuarios una vez que hayan hecho clic? ¿Necesitan más información sobre un producto o servicio? ¿Hay algo que puedan descargar inmediatamente para resolver su problema?   Algunos ejemplos de buenos anuncios:

  • Un código de cupón para un artículo gratuito con la compra de otro
  • Un vídeo que explique cómo utilizar su producto o servicio
  • Una entrada de blog sobre cómo resolver un problema común

Conclusiones

Lo más importante es que no te obsesiones con cómo optimizar, sino que tengas claro qué necesidades de tu cliente vas a cubrir y cuáles son las fortalezas de tu empresa. Esos dos factores son los que definirán el éxito de tu campaña en Google Ads. Trata de ser claro, conciso y fácil de entender para los usuarios finales, ya que con una estrategia bien planeada podrás crear anuncios más efectivos y menos costosos.