¿Cómo hacer un podcast para promocionar tu negocio?

Pablo Herrera

Pablo Herrera
SEO Content Specialist

En este artículo te voy a explicar cómo hacer un podcast paso a paso, desde la grabación, a la edición, pasando por la difusión en redes sociales o la posibilidad de grabar en vivo o diferido.

Crear un podcast para promocionar tu negocio es una idea bastante inteligente. En primer lugar, porque estamos viviendo la edad dorada de los podcasts, según la denominaba el pasado noviembre The New York Times.

Ya en 2018, un 40% por ciento de los españoles escuchaban podcasts, convirtiendo a nuestro país en el cuarto país con mayor porcentaje del mundo, tras Turquía, Corea del Sur, Hong Kong y Taiwán.

A partir de 2020, pandemia mediante, esta cifra se ha disparado. Solo en el primer semestre del año pasado, hubo un 25% más de escuchas que en el mismo periodo del año anterior, según Voxnest.

Los podcasts han dejado de ser versiones digitales de programas de radio para alcanzar su propia entidad. Fuera de patrocinios de grandes empresas, particulares han conseguido salir de los salones de sus casas y llenar teatros, ser comprados o incluso crear negocios paralelos.

Las empresas comienzan a descubrir que el dinero está en el podcast. Según un informe de Deloitte, para 2025 el mundo del podcast supondrá un mercado de 3.300 millones de dólares.

Para muestra, un botón. Podimo, una plataforma de pago con podcasts exclusivos -y no exclusivos- nacida en 2019, ha conseguido 11,2 millones de euros en su última ronda de financiación este 2021. Un año antes, había logrado otros 15 millones.

Y no hablo de publicidad sino, sobre todo, de su gran capacidad de segmentación. A día de hoy el podcast supone, junto al contenido escrito, la manera más rápida de llegar a tu público y aportarle valor.

¿Qué es un podcast?

Escritorio podcast

Empecemos por qué es un podcast.

Un podcast es una publicación periódica de audio (aunque también puede encontrarse en vídeo) que se puede escuchar en streaming o descargar de internet.

Se diferencia del programa de radio en que no se emite a través de las ondas, aunque cada vez más podcasts se están convirtiendo en programas de radio y viceversa. De hecho, el podcast más escuchado en España es Nadie Sabe Nada, que también es un programa de radio que se emite en la cadena SER. El segundo, por cierto, es Entiende Tu Mente, un podcast especializado en psicología que ha sabido monetizarse a través de un libro y un club privado.

La especialización es, de hecho, una de las principales características del podcast. Desde hace unos años, los contenidos se han multiplicado y se han segmentado por completo. Esto permite llegar a audiencias muy específicas, con intereses concretos en tu área de negocio.

    Si te gustan nuestros contenidos, ¡sucríbete a nuestro blog!

    EMAIL*

    Declaro que entiendo y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD del sitio web ddigitals.net

    La otra gran característica es su versatilidad. Un podcast se puede escuchar en cualquier momento y no requiere de atención plena. Mientras cocinas, en la ducha, al limpiar, en desplazamientos, cuando haces la compra o mientras trabajas, su alto grado de especialización los está convirtiendo en una opción más interesante frente a la radio.

    El usuario de podcast no busca compañía, busca una compañía muy concreta de personas con las que comparte determinados códigos o gustos.

    El podcast llega donde el streaming audiovisual no es capaz de llegar.

    En un mundo en el que las plataformas de streaming nos han enseñado a seleccionar a la carta, un podcast permite elegir qué escuchar según tu mood de cada momento.

    De hecho, son las nuevas generaciones gran parte de esta nueva audiencia que la radio tradicional había perdido y que en el formato podcast encuentra un contenido a su medida.

    Sirva de ejemplo Historia de España para selectividad, un podcast que repasa los temas de la asignatura para la prueba de acceso a la universidad y que se ha colocado entre los diez podcasts más escuchados en nuestro país tanto en 2019 como en 2020.

    Podcast para empresas: ¿sí o no?

    Podcast para empresas

    ¿Es buena idea integrar un podcast en la estrategia de contenidos de tu empresa? Para responder con sinceridad a la pregunta, diré que depende.

    Hay una ventaja sobre crear contenido para SEO: no necesitarás un especialista como yo. Cierto es que también se puede (y se debe) trabajar el SEO de un podcast al subirlo a su correspondiente plataforma, pero es un trabajo mucho más sencillo que crear un contenido escrito que posicione o que, incluso, hacer SEO en Youtube.

    Los conocimientos técnicos necesarios son también más sencillos que los requeridos para poner en pie una estrategia SEO de contenidos o editar un vídeo. Con conocimientos básicos y la ayuda de algún tutorial podemos manejar programas gratuitos como Audacity con soltura.

    Aún así, un podcast también requiere tiempo y recursos. Requiere tiempo de grabación, requiere guion, requiere edición y puede que también requiera producción si quieres traer invitados y hacer un programa más dinámico.

    Ya te he comentado en la definición que para que un podcast sea definido como tal requiere periodicidad. ¿Puede tu equipo sacar el tiempo suficiente para ponerlo en marcha cada semana, cada quince días o cada mes? Hazte esa pregunta.

    Por último, y no menos importante, piensa qué puedes aportar desde tu empresa. En la edad de oro de los podcasts, hay programas de todo tipo y sino destacas por tu contenido el esfuerzo no te merecerá la pena.

    Puedes seguir participando en esta era con publicidad o, incluso patrocinando una sección o un programa ya existente.

    No es sobre ti, es sobre lo que puedes aportar

    Chica con vestido amarillo

    Grábate a fuego que un podcast no es un anuncio. Este es el principal problema de los programas de empresas que no funcionan, como lo es del contenido orgánico que no posiciona.

    No se trata de tus productos o servicios. Se trata de las personas que están al otro lado.

    Busca una manera en el que tu experiencia puede ser útil, entretenida e interesante para tu target. Para ello, es fundamental tener definido a tu buyer persona o a los arquetipos de clientes que más te interesen.

    Por ejemplo, en el podcast ¿Sigues Ahí? de Netflix una película, serie o documental sirve de entradilla a cada tema, no hablándose de la misma más que dos o tres minutos, antes de pasar a hablar de temáticas generales con invitados ilustres.

    Dejando el entretenimiento y yendo a contenidos más corporativos, el podcast del Banco Sabadell ha creado su propia plataforma, Estar donde estés, para hablar de crisis de la COVID-19 y ofrecer consejos útiles para empresas con invitados de primer nivel.

    En ambos casos, el secreto está claro. Hablar de lo que interesa a tu audiencia con personas que interesen a tu audiencia. Y esto es trasladable a cualquier sector.

    Si tienes una agencia de viajes, no vendas simplemente el viaje, da consejos, cuenta anécdotas divertidas, leyendas, curiosidades, etc… Aporta ese valor que te da la experiencia. Si tienes una consultoría o, por ejemplo, un taller mecánico, igualmente habrá un montón de experiencias que pueden ser útiles para tus clientes.

    La clave es aportar valor y ser originales.

    Tips para hacer un buen podcast para empresas

    Personas trabajando en una oficina

    Vale, te has decidido, voy a hacer mi propio podcast. ¿Por dónde empiezo?

    Lo primero que necesitas es investigar qué es lo que ya se ha hecho. Si hay otra docena de empresas hablando de lo mismo de lo que ibas a hablar, lo siento pero has llegado tarde a la fiesta.

    O quizá no, pero tendrás que buscar un enfoque que te diferencie.

    A continuación, hay que definir el nombre, el concepto y la identidad gráfica. Busca un nombre original y que nadie esté utilizando, pero trata de diferenciarlo del nombre de tu empresa.

    De igual manera que en una cadena de radio hay diferentes programas y no comparten el nombre de la cadena, tu podcast debe tener su propia identidad independiente de la de tu compañía.

    En este momento habrá que definir quién presentará, si será un programa de entrevistas, si habrá invitados externos, etc… Mi consejo: sé original.

    Siempre teniendo en cuenta a tu Buyer Persona, define los contenidos o episodios en un calendario editorial.

    También tendrás que definir el tono. Mi propuesta es que seas todo lo informal que puedas. Lo bueno del audio es que genera una sensación de intimidad con el oyente muy superior al que se logra a través del texto o la televisión, así que aprovéchalo al máximo. Conviértete en alguien cercano también en la forma en la que te dirijas a la audiencia.

    Una vez tengas el apartado conceptual listo, toca ponerse manos a la obra.

    Cómo crear un podcast

    Crear un podcast

    Te voy a separar el proceso de cómo hacer un podcast a nivel técnico en diferentes apartados. Desde el equipo técnico que necesitas al software, así como la forma de hacer el guion y las plataformas dónde subir podcasts gratis.

    Mi idea es que cuando termines este artículo sepas cómo hacer un podcast para tu negocio y puedas ponerte manos a la obra.

    ¿Qué necesitas para hacer un podcast?

    Podcast mesa

    El equipo técnico para hacer un podcast puede alcanzar diferentes niveles de complejidad. Mi consejo es que lo mantengas simple al principio y que, si te funciona, te plantees subirlo de nivel.

    En un primer momento, lo único que se necesita es un ordenador, un micrófono y unos cascos. Contar con un micrófono decente si es interesante para asegurarnos una buena calidad de sonido, aunque con unos auriculares normales con micrófono incorporado estándar se puede lograr una calidad más que aceptable.

    Eso sí, cuanto mejor sea nuestro micro, más calidad de sonido tendremos.

    En plena pandemia, puede que te preguntes cómo hacer un podcast a distancia, especialmente si estás teletrabajando. Afortunadamente, es bastante más sencillo hacerlo a distancia que en formato presencial, para lo que necesitarás un micrófono 360º, un adaptador o una mesa de sonido para que pueda entrar más de un micrófono al estilo de un programa de radio.

    Por ello, lo más recomendable en un primer momento es que cada participante entre desde su propio ordenador y con su propio micrófono. Siempre habrá tiempo de profesionalizarse.

    Técnicamente además es mucho más sencillo de esa manera.

    Como hacer el guion de un podcast

    Chica de pelo rizado con cascos leyendo el guión de un podcast al micrófono

    Hacer el guion del podcast requerirá de un acercamiento diferente dependiendo del tipo de programa que vayas a hacer. No es lo mismo un programa en formato monólogo que una entrevista o una mesa de debate.

    Lo que es importantísimo es el podcast es saber dejarse llevar. No te cierres a lo que tienes escrito y evita leer.

    Un podcast es una conversación, no un audiolibro.

    No hay nada más aburrido que un podcast en el que sientes que están leyendo de un guion. Por tanto, lo que tienes que crear es la estructura de cada programa, con los puntos o ideas principales que quieras tratar.

    Teniéndolo de guía, te puedes dejar llevar. Igualmente, apunta si vas a introducir algún tipo de efecto de sonido o algún recurso sonoro. Más allá de la cortinilla de entrada, que debería estar definida en el apartado conceptual, en los podcast de esta década, a diferencia de los de la década pasada, los efectos de sonido están desapareciendo.

    Ahora lo que la audiencia busca es gente hablando, como si fuera un audio de WhatsApp o una sala de Clubhouse.

    Si vas a entrevistar a alguien, aunque tengas las preguntas preparadas, sé flexible. La crítica más habitual que se dan en estos programas es que por tal de responder al guion, no se repregunta o se dejan ir las ideas más interesantes de tus invitados.

    La flexibilidad es una gran ventaja para el creador respecto al programa de radio. No tienes que entrar en una programación cerrada y la duración puede variar de un capítulo a otro. Deja que el programa te hable. Así será cómo enamorarás a tu audiencia.

    ¿Cuánto debe durar mi podcast?

    Chica morena con pelo rizado con auriculares y móvil en la mano

    Un podcast puede durar lo que quieras. Lo normal es que todos los programas tengan una duración similar por coherencia estilística, pero existen muchísimas excepciones, incluso en los programas de más éxito (salvo los que se emiten en la radio que terminan siendo encorsetados por las leyes de ésta).

    Mi consejo es que empieces por algo pequeño y manejable. Algunos de los podcasts más exitosos no pasan de los 20 minutos. Para alguien que no está acostumbrado a este mundo, entre 20 minutos y media hora puede ser perfecto para ir probando en una primera temporada.

    No te quitará mucho tiempo y te servirá para ver si interesa a tu público.

    Recuerda que el formato se abre a programación especial más larga o diferente. Si, por ejemplo, tienes una empresa de tecnología y habitualmente en el podcast solo estás tú y tu equipo pero montas una mesa de debate sobre el 5G y cómo afectará al negocio con invitados, puedes perfectamente hacer o bien un programa doble o un programa mucho más largo.

    Aquí tú decides.

    En un primer momento yo sí que recomendaría utilizar contenidos evergreen, es decir, válidos durante todo el año y que no caduquen, al menos hasta tener una masa de suscriptores importante, cuando ya se podría pasar a contenidos respectos a noticias o eventos que se realicen en fechas concretas.

    De esta forma, cuando un nuevo usuario llegue a tu podcast empresarial, podrá escuchar los episodios antiguos y seguirán estando de actualidad.

    Grabar el podcast online

    auriculares sobre ondas de sonido en una pantalla

    Una vez definida la identidad del podcast para empresas, la escaleta o guion y el tiempo, llega el momento de grabar.

    Hay una variedad inmensa de programas con los que puedes grabar el podcast online, pero voy a hablarte de las tres opciones más interesantes, con sus pros y sus contras.

    Todas son herramientas gratuitas para podcast, aunque cuentan con opciones premium que te puede interesar contratar en un momento dado. Aún así, se puede hacer un podcast de buenísima calidad sin necesidad de gastarte dinero en dichas funcionalidades extras.

    Estas herramientas son Zencastr, Zoom y Skype.

    Skype

    Videollamada por SKype

    Es, probablemente, mi herramienta menos favorita para grabar el podcast online. La ventaja con la que cuenta es que prácticamente todo el mundo tiene Skype y sabe utilizarlo.

    Además, puedes grabar con vídeo, lo que ayuda a tener esa sensación de conversación que es tan importante.

    A la hora de grabar con invitados, suele ser una de las más utilizadas porque no requiere ningún software para podcasts con el que no estén familiarizados.

    Permite además grabar una videollamada de varias personas sin límite de tiempo (24 horas) en su versión gratuita. La grabación se guarda en el chat durante 30 días, por lo que estás a salvo de posibles caídas o fallos del software.

    En contra, la calidad del audio no siempre es la mejor. Esto dependerá mucho de tu conexión a internet y de la conexión del resto de personas que participen. Igualmente, se te descargará audio y vídeo en un único archivo, por lo que tendrás que separarlo luego con un editor.

    También puedes hacer una llamada solo de audio para evitar este problema, pero para eso es mejor optar por Zencastr. La ventaja de Skype o Zoom es verse las caras.

    Igualmente, será un único archivo de audio para todos los participantes, por lo que no tendrás muchas opciones de edición. Por ejemplo, si a alguien se le escucha mucho más bajo que a los demás, no podrás hacer nada.

    Zoom

    Hombre canoso con gafas y auriculares saluda en una videollamada por la noche

    Zoom fue la gran herramienta de videollamadas de este confinamiento y tiene una ventaja importante sobre Skype y una desventaja. La ventaja es que tras grabar la llamada, el audio y el vídeo se descargan en archivos diferentes.

    Es decir, tendrás tu propio archivo de audio para trabajar o editarlo sin necesidad de separarlo del vídeo. Además, la calidad de sonido acostumbra a ser algo mejor que en Skype, aunque igualmente tu conexión tendrá mucho que decir al respecto.

    La desventaja es que en su versión gratuita tiene límites de tiempo de grabación. Si solo hay dos equipos conectados podrás grabar sin límite, pero si sois más dos de ordenadores el máximo serán 40 minutos.

    Si vas a hacer un episodio de 20 minutos o media hora no es un problema, pero si lo será si vas a tardar más. Puedes abrir una nueva reunión y grabar cuando se terminen estos 40 minutos, pero si tenemos invitados es algo que queda bastante cutre siendo una empresa.

    Si contratas la versión Premium, no importa que las otras personas que entren en la videollamada no lo tengan, el máximo de tiempo desaparece.

    Por otra parte, comparte otra desventaja con Skype, el audio es un único archivo, por lo que si hay diferencias de volumen no será fácil equilibrarlo.

    Para terminar con los inconvenientes, la grabación se genera cuando termina la llamada. Si sufres un corte de conexión, se te apaga el ordenador o algo similar, lo perderás para siempre y tendrás que repetir.

    Zencastr

    Hombre grabando un podcast

    Zencastr es, sin lugar a dudas, el mejor programa para grabar un podcast de audio. A diferencia de las demás, es una herramienta especializada en podcasting. Es decir, esta idea expresamente para lo que vamos a hacer.

    Aquí radica también su gran inconveniente: su versión gratuita no incluye vídeo. Para poder grabar el audio con vídeo, al estilo de Zoom, habrá que pagar su versión premium.

    En cuanto a recuperar la grabación, se encuentra a medio camino entre Skype y Zoom. Las grabaciones se generan al acabar y se suben a la nube, pero puede haber errores en la subida. Por experiencia propia, siempre que he encontrado un error de este tipo he podido recuperar el audio siguiendo sus instrucciones de recuperación.

    Una vez en la nube, también se mantiene durante varios días para poder descargarlo.

    Respecto a las ventajas, comencemos con la calidad de sonido. En Zencastr se escucha muchísimo mejor que en Skype o Zoom, incluso en aquellas conexiones que no son tan buenas.

    Además, cada persona en la conversación tiene su propio archivo de audio. De esta forma, se puede subir el volumen si alguien tiene un micro de peor calidad o eliminar la intervención de alguien si está por encima de otra y no se entiende, por ejemplo.

    En este sentido, antes de empezar a grabar puedes comprobar las ondas de sonido, de manera que puedas calibrar el micrófono para que todo el mundo suene al mismo volumen y evitar la edición posterior.

    Una última ventaja es que se puede utilizar en el navegador. No necesitarás ningún programa ni pedirle a un invitado que se descargue nada, simplemente entrar en un enlace.

    Mi elección para grabar un podcast

    Habiendo utilizado los tres sistemas, para mí Zencastr es el que mejor me funciona seguido de Zoom. Otra opción que no he mencionado pero que comparte características con Skype es Met.

    Zencastr no solo graba mejor, sino que también facilita la edición. Una opción para cubrir su principal inconveniente (no poder ver las caras de los demás) es abrir una videollamada paralela en Skype silenciando los micrófonos. Así, puedes grabar por Zencastr y verte por Skype sin limitaciones de tiempo.

    Herramientas para editar el podcast

    Herramientas para grabar un podcast

    También hay muchos programas para editar el podcast, pero yo solo te voy a hablar de uno porque creo que tiene unas ventajas muy superiores a la competencia.

    Se trata de Audacity. ¿Por qué elijo este programa? Principalmente porque es gratis y de código abierto. No tendrás que pagar por utilizarlo y ni siquiera cuenta con opciones premium. Tendrás el programa completo a tu disposición de manera gratuita.

    Además, es un programa muy sencillo de utilizar. Puedes cortar fácilmente, silenciar, añadir otras pistas, subir o bajar el volumen o quitar el ruido de fondo.

    No voy a explicarte cómo utilizar Audacity paso a paso, pero te dejo un tutorial de Youtube. En Youtube hay miles de tutoriales de Audacity y como a nivel de sonido editar un podcast en algo muy sencillo, no tendrás ningún problema.

    El programa está en español y todas las herramientas son claras. Busca en Google cualquier duda que tengas y tendrás la solución al instante. No en vano tiene ya 20 años (aunque al ser de código abierto, ha ido evolucionando y mejorando a lo largo de las dos últimas décadas).

    Cómo hacer un podcast en directo o en vivo

    podcast en directo desde la playa

    Otra opción que te puede interesar es saber cómo hacer un podcast en vivo. Es decir, emitir en directo.

    En estos casos, las opciones más interesantes incluyen vídeo. De hecho, en muchos casos costaría diferenciarlo de, por ejemplo, un webinar.

    No voy a profundizar mucho pero te voy a comentar las dos herramientas más interesantes si quieres hacerlo de esta forma.

    Una, que además te ayudará a aumentar tu presencia digital, es hacerlo a través de Twitch. Se trata de otra de las redes que mayor crecimiento están teniendo, especialmente entre los jóvenes, así que si tu Buyer Persona es usuario de Twitch te puede interesar emitirlo por ahí.

    Otra opción para grabar un podcast en directo es emitirlo a través de Youtube. Lo puedes hacer gracias a herramientas como Streamyard, que también son de uso relativamente sencillo.

    Aún así, yo no comenzaría con un podcast en directo. Esta opción la dejaría para cuando ya tuviéramos una audiencia consolidada. Para empezar, mucho mejor grabar online, tener la oportunidad de editar si hay algún fallo y sobre todo ganar soltura antes de enfrentarse al directo.

    La ventaja es que permite nutrir también las redes de vídeo, algo que puede ser importante a la hora de conseguir una mayor confianza del cliente potencial.

    Cuidado eso, sí, que igual que podemos caer muy bien, podemos caer mal. Y eso puede terminar con una venta casi segura.

    Plataformas gratuitas para podcasts

    Spotify

    Podemos decir que actualmente hay tres plataformas de podcasts principales y dos secundarias que también debes considerar. Afortunadamente, con subir el programa a una de ellas, las otras plataformas podrán subirlas de ahí.

    Estas tres plataformas principales, donde se dan la mayor parte de las escuchas, son iVoox, Spotify y Apple Podcasts. Igualmente, hay que tener en cuenta a Podimo y Google Podcasts.

    Lo primero que probablemente te preguntarás es cómo hacer un podcast en Spotify. La manera de hacerlo no es subiéndolo directamente sino a través de tu cuenta de iVoox.

    Sobre cómo subir un podcast a iVoox es muy sencillo. Primero debes registrarte y crear tu canal. Dentro de tu canal podrás poner diferentes programas.

    Cada vez que subas tu programa tendrás que poner una miniatura, escribir una descripción, seleccionar unas etiquetas y una categoría (ahí entra el SEO para podcasts). De ahí, pasará a subirse automáticamente a Google Podcasts y a Spotify.

    En Spotify for Podcasters podrás comprobar el rendimiento de tu podcast y ver estadísticas. Esto es muy interesante porque incluye datos demográficos (edad, género incluyendo no binarios, localización geográfica, etc…) que no tienes en iVoox y que te permitirá saber si estás acercándote o no a tu Buyer Persona. En caso de que no se haya subido desde iVoox automáticamente también podrás solicitarlo aquí.

    Si no se sube a Google Podcast, lo podemos hacer añadiendo el RSS de nuestro podcast desde iVoox aquí.

    Para subirlo a Apple Podcasts necesitamos una ID de iTunes y utilizar el RSS de nuestro podcast de iVoox en este enlace.

    Las limitaciones de la cuenta gratuita de iVoox

    RSS

    Como puedes comprobar, para subir tu podcast en casi todas las plataformas de podcasting necesitas subir el original a iVoox. Sin embargo, nos encontramos un problema.

    Como funciona a través de su enlace de RSS solo podremos compartir los últimos 20 programas. Es decir, en iVoox si podrás subir todos los programas que quieras sin límite, pero en Spotify o Google Podcast solo se subirán los 20 últimos.

    Para Apple Podcasts necesitarás de entrada el usuario premium de iVoox para que suba. Si te haces el Starter Plan, podrás subir todos los programas que quieras y además comenzar a monetizar tu contenido en el propio iVoox.

    Una vez que pases de los 20 programas, yo si te recomendaría pagar el Starter Plan si ves que la estrategia te está funcionando. Spotify y Apple Podcasts cuentan con más oyentes que iVoox por lo que no desaprovecharía la oportunidad de seguir llegando con los episodios más antiguos.

    El caso de Podimo

    Chica pelirroja escuchando un podcast

    Podimo es un caso especial. Como te conté al principio del artículo, es una herramienta de pago para el usuario. Por ello, también ofrece mayores posibilidades de monetización.

    En este caso, podemos subir los programas por RSS a través de iVoox como en el resto de plataformas o subir contenido exclusivo. Si subimos contenido exclusivo tendremos unas opciones diferentes de ganar dinero con ello.

    Si estás pensando cómo hacer un podcast para empresas, yo tampoco te recomiendo esta opción. De momento, Podimo no tiene muchos oyentes en España y tu negocio no es el propio podcast, sino llegar a tu público objetivo a través de él.

    Así que, en ese caso, en cuántos más lugares estés mejor. Sube tu contenido a Podimo, pero no hagas contenido exclusivo para ellos.

    Cómo subir el podcast a las redes sociales

    Redes sociales

    Una vez que ya sabemos cómo publicar un podcast en internet (recuerda que también puedes añadir el audio de iVoox en tu página web) pasemos a como difundirlo por las redes sociales.

    Quizá la más compatible con el podcast es Youtube, de la que ya te hablé para hacer un podcast en directo.

    Igualmente, tener una página específica de Twitter, Facebook o Instagram, así como una sección en la página web, es recomendable.

    Es cierto que multiplica el trabajo de redes pero también hace más fácil llegar a la audiencia. En general, los usuarios son más proclives a seguir un podcast que le interesa a seguir una marca, así que podemos aprovecharlo.

    Igualmente, recuerda no colgar los programas y no hacer nada más. Las redes sociales son un lugar de compartir, así que comparte con tu audiencia.

    Da adelantos en exclusiva de los contenidos del programa, plantea juegos, pregunta intereses para próximos episodios o, simplemente, comparte recursos u otros aspectos que hayas mencionado durante el mismo. Haz que como el programa, haya un valor añadido en seguir las redes sociales.

    De la misma manera, recuerda que no es necesario estar en todas. Participa en aquellas donde se encuentre tu Buyer Persona y busca la manera de llegar hasta él. La publicidad en redes sociales te puede ayudar pero también, por ejemplo, contar con un invitado de su interés.

    Colócate en el mapa y podrás comenzar a trabajar.

    Espero que esta guía sobre cómo hacer un podcast para promocionar tu negocio te haya resultado útil. Si tienes alguna duda, consejo o apreciación, recuerda que puedes dejarme un comentario y estaré encantado de conversar contigo al respecto.