¿Cómo mejorar la presencia online de una empresa?

Pablo Herrera

Pablo Herrera

Head of SEO & Content

La presencia online de una empresa es fundamental si queremos ser relevantes en pleno siglo XXI. Ya no basta con tener un negocio físico o presencial, si no estamos en línea estamos abocados al fracaso.

Quizá sea una exageración. Por ejemplo, si abrimos una tienda de souvenirs o un restaurante en plena Gran Vía madrileña, puede que no necesitemos estar online.

Lo que es una realidad es que si estamos tendremos grandes oportunidades de mejorar nuestros resultados, ser más rentables y, no menos importante, más relevantes.

Además, la mayor parte de las empresas no tienen la suerte de estar enfocadas a un target generalista y ubicadas en una zona de gran afluencia de público. O, incluso así, no siempre se consigue ser rentable porque este tipo de ubicaciones también suponen grandes desembolsos de dinero por el alquiler de los locales.

En cualquier caso, aunque aún más, en tiendas de nicho, la presencia online de una empresa nos permitirá llegar a nuestro target objetivo y enamorarlos para que se conviertan en clientes recurrentes.

En este artículo no te voy a hablar de las -obvias- ventajas de tener presencia online, sino de las diferentes opciones que podemos seguir para hacerlo. Una combinación de varias es siempre la mejor elección que podemos tomar.

Página web

Hombre trabajando en YouTube en su portatil

En pleno 2022, hablar de la importancia de tener una página web para un negocio es casi ridículo. Lo sabes perfectamente. La página web es la base de la presencia online de una empresa.

Es un lugar con posibilidades infinitas de lo que parte todo lo demás. Googlear la web es lo primero que hace una persona cuando oye hablar de una empresa. Así que tenemos que tener una web, pero también tenemos que trabajar unas pautas SEO para que nos puedan encontrar.

No hacer el contenido para SEO en la página web hará que seamos invisibles salvo que hagamos una fuerte inversión en diferentes formatos de publicidad online.

Tiempo atrás ha quedado el momento en el que tener una web era suficiente. Ahora, si queremos aparecer, necesitamos una buena web. Que sea responsive y se adapte a los móviles, ya que la mayor parte de las búsquedas se hacen en ese dispositivo, que no pese mucho y que podamos manejar con facilidad.

Personalmente, lo que yo recomendaría es contar con un CMS como WordPress, con múltiples posibilidades, gratuito y fácil de manejar para no tener que depender de un informático para hacer cualquier cambio.

Además, trabaja la web. Actualízala con los cambios que sucedan en el negocio, escribe información de interés sobre tus productos o servicios, ejemplos, etc… No la tengas solo por tener.

Por último, analiza tu web. No basta con tenerla y trabajarla, tienes que saber qué es lo que está pasando. ¿Cuál es mi dwell time? ¿De dónde vienen mis usuarios? ¿Corresponden a mis objetivos demográficos? Así podrás saber si tu trabajo está funcionando.

Blog

hombre escribiendo en un ordenador

Si quieres tener realmente margen de maniobra desde tu página web, lo mejor es tener tu propio blog. Allí podrás trabajar un keyword research para definir tu estrategia de contenidos SEO e ir creando notoriedad de marca y mostrando tu expertise online.

Las páginas web deben ser sencillas, intuitivas y sin grandes cantidades de contenido. Si tenemos mucho que contar, para eso está el blog. En el mismo cabe muchísimas cosas: tips, tutoriales, casos de éxito, información corporativa, etc…

El único problema que presenta el blog es que necesita periodicidad. Debemos alimentarlo habitualmente para que se convierta en el generador de tráfico que necesitamos, en cuyo caso será la pieza más importante de la presencia digital de nuestra empresa.

Un buen blog no solo nos hace tener presencia, también nos genera negocio. Por medio de botones, landing pages, vínculos a nuestro ecommerce, productos digitales, reservas de demo o citas, etc… en el blog caben un montón de opciones que nos faciliten la monitorización.

Por supuesto, siempre teniendo en cuenta el customer journey si realmente queremos sacarle el máximo potencial.

    Si te gustan nuestros contenidos, ¡sucríbete a nuestro blog!

    EMAIL*

    Declaro que entiendo y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD del sitio web ddigitals.net

    Redes sociales

    Redes sociales

    Tras el blog y la página web, tenemos que hablar de las redes sociales. Por supuesto, no hablamos de todas las redes sociales. Lo primero que necesitamos es conocer en cuáles se encuentra nuestro público objetivo.

    No es el mismo perfil de público el que está en LinkedIn que el que está en TikTok, Instagram o Twitter. Cada red tiene sus particularidades y habrá algunas que nos interese más que otras. No solo porque allí se encuentre nuestro público sino también por la naturaleza de nuestro negocio.

    Por ejemplo, si nos dedicamos al turismo, la moda o a la restauración, una red visual como Instagram es la mejor opción que podemos tener. Si somos una asesoría de empresas o una consultoría política, probablemente nuestro sitio esté en LinkedIn o Twitter.

    Una vez que sepamos donde estar, medir el engagement en redes sociales es fundamental para comprobar si estamos cumpliendo nuestros objetivos. Eso sí, nunca te olvides del apartado cualitativo. La interacción de tu público debe ser positiva, sino no estás consiguiendo lo que necesitas.

    Veamos una por una, qué nos puede aportar las redes sociales principales en los que respecta a la presencia digital de una empresa.

    Twitter

    Twitter es la red del contenido y la divulgación. Algo importante respecto a Twitter es que si queremos funcionar bien, tenemos que crear contenido adaptado.

    Muchas empresas se abren una cuenta de Twitter y lo utilizan para enlazar el contenido de su blog. Eso no funciona. En Twitter se requiere conocer el lenguaje de Twitter que, además, va por modas.

    Esto no quiere decir que haya que crear el contenido desde cero. Por ejemplo, podemos transformar nuestra entrada del blog en un hilo de Twitter. Es decir, una sucesión de tuits enlazados que funcionan como una historia por partes.

    Esta red social es perfecta para la divulgación, los tutoriales y las anécdotas. Puede servir para darnos a conocer de manera más humana y otra de sus principales ventajas es que si nuestros hilos funcionan, el engagement va a crecer de manera más fácil que en otras redes sociales.

    En la parte negativa, Twitter es la red donde es más sencillo recibir críticas. Eso sí, si sabemos responderlas con gracia y salero, podemos salir reforzados.

    Facebook

    Facebook está en completa decadencia. Está perdiendo usuarios y está lejos de sus momentos cumbre en los que todo el mundo tenía cuenta. En la actualidad, estamos viviendo el proceso contrario. Mucha gente, especialmente los millenials, se están borrando sus cuentas de Facebook.

    En cuánto a la generación Z, viven en Instagram y TikTok y ni siquiera llegaron a abrírsela en ningún momento. Aun así, el ser humano es un animal de costumbres y hay bastante gente que sigue siendo usuaria de Facebook.

    Por ejemplo, Facebook continúa teniendo más usuarios que Twitter. Así que no recomiendo obviarla en nuestra estrategia en redes sociales. Especialmente interesante para estrategias de social ads porque cuenta con una segmentación excelente y puede venirnos muy bien para determinados grupos demográficos.

    Instagram

    Mientras que Facebook está en decadencia, Instagram sobrevive. En este caso estamos ante una red muy diversa, que está ocupando el lugar que dejó Facebook como la red que es utilizada por un público más amplio y con mayor diversidad de intereses.

    Sea cual sea nuestro sector de actividad, es bastante probable que nuestro target objetivo sea usuario de Instagram. Lo que si puede pasar es que nuestra tipología de empresa no se adapte bien al formato de Instagram y haya que ser algo más creativos para llegar a la gente.

    Como en el caso del blog, aquí también tenemos que trabajar el SEO en Instagram si queremos una mayor visibilidad, siendo un algoritmo más complicado que el de Twitter para conseguir alcance orgánico.

    Mientras que en un primer momento Instagram vivía de su feed, en la actualidad lo más importante son las stories y los directos. Contenido efímero que desaparece (aunque se puede fijar en stories destacadas o en IGTV), lo que implica un mayor trabajo que con elementos más permanentes como puede ocurrir con Twitter o TikTok.

    Como en el caso de Facebook, si estamos pensando en hacer social ads, es importante tener presencia digital en Instagram, aunque luego no trabajemos tanto el contenido del perfil.

    LinkedIn

    LinkedIn, la red profesional por excelencia, es una apuesta importante para nuestra presencia digital en internet. Puede que no sea tan crucial si tenemos un negocio B2C y queremos llegar al consumidor, pero si nos permitirá funcionar a la perfección en negocios B2B.

    Además, LinkedIn funciona para atraer el talento siendo la mejor plataforma de empleo en la actualidad para perfiles cualificados. Así, LinkedIn nos puede funcionar para que otros profesionales sepan que nuestra empresa existe y lograr acceder a mejores perfiles en los procesos de selección.

    Por el mismo perfil de su público, no se trata en general de una buena opción para hacer anuncios, ya que el precio es muy elevado y muy alejado a los que encontramos en otras redes. Solo si tenemos grandes márgenes, tendremos un ROI positivo.

    Aún así, se trata de una red en la que tiene sentido estar y que no requiere de tanto trabajo en general como otras de la lista. En LinkedIn no te perjudica tanto estar sin trabajarla de manera muy activa, al contrario que en Instagram, por ejemplo.

    Si nos dedicamos a vender en LinkedIn para nuestra empresa, hay un indicador de social selling, el SSI, que nos indicará cuán optimizado está nuestro perfil para el algoritmo. Esto solo se puede calcular con perfiles personales y no con perfiles de empresa.

    TikTok

    Por último, tenemos que hablar de TikTok al ser la red social con mayor crecimiento en los últimos años. Especialmente importante entre los jóvenes, si nuestro target es joven es un lugar en el que tenemos que estar.

    Aquí es muy importante tener en cuenta el lenguaje propio de TikTok y ser capaces de producir bastantes vídeos, ya que el algortimo requiere bastante periodicidad.

    Es, igualmente, muy buena opción para hacer publicidad. Una de las ventajas de la publicidad en TikTok es que también nos sirven los anuncios que hagamos para las stories de Instagram.

    El caso de TikTok ejemplifica uno de los aprendizajes más importantes sobre redes sociales que podemos aprender como empresa. Los usuarios tienen fidelidad a las redes sociales, pero no a las marcas en concreto. En cualquier momento pueden dejar una red y sustituirla por otra.

    Así, nuestro trabajo es también estar atentos a los cambios que se vayan produciendo y a las nuevas tendencias. Cuánto antes comencemos a trabajar una red social emergente, más fácil será tener una mayor presencia en la misma conforme el público vaya migrando.

    Ads

    SEM

    Si tenemos una página web y redes sociales, otra apuesta para mejorar la presencia online de una empresa son los anuncios, que se complementan bien con el trabajo orgánico. Elegir entre SEO o SEM puede parecer complicado.

    El SEM da resultados más inmediatos, pero también requiere una mayor inversión. Aún así, puede ser un aliado para que el crecimiento orgánico se dé de forma más rápida.

    Además, también podemos trabajar otros formatos de publicidad online como la programática, que nos permite aparecer en medios de comunicación como si fuéramos una noticia.

    Contenido patrocinado

    Escritorio con pc, móvil, café, libreta y bolígrafos

    Por último, tenemos que mencionar el contenido patrocinado, que además puede ser un aliado fundamental de nuestra estrategia de linkbuilding para SEO.

    En este caso, se trata de patrocinar una información en un blog o medio de comunicación. Pagaremos y gracias a ello saldremos hablando de nuestra marca o tratando un tema. Se trata del formato menos molesto para los usuarios pero hay que utilizarlo con inteligencia.

    Por norma general, el contenido patrocinado no genera demasiado tráfico y suele ser más económico recurrir a la programática. Sin embargo, si estamos dispuestos a invertir para salir en un medio importante en una posición determinada, puede ser muy buena opción para ganar en presencia digital.

    Como podemos ver, hay múltiples formas de mejorar la presencia online de una empresa. Lo más recomendable es estudiar cada caso y elegir las opciones más interesantes según nuestro público y sector de actividad.