10 pautas SEO para mejorar tu página web o ecommerce

Pablo Herrera

Pablo Herrera

Head of SEO & Content

Siguiendo unas pocas pautas SEO podemos asegurarnos de que nuestro contenido sea Googlefriendly. Nadie te puede garantizar un puesto número 1 en el buscador, en primer lugar porque no tenemos control sobre lo que hace la competencia, pero lo que sí podemos hacer es crear un contenido que sea competitivo y luche por alcanzar las primeras posiciones.

En este artículo voy a darte 10 pautas que seguir cuando te enfrentes al texto.

Por supuesto, hay mucho más. La llegada de las Web Core Vitals ha dado aún más importancia al apartado técnico del SEO. Si, además, hacemos SEO internacional, habrá otros aspectos específicos a tener en cuenta.

Pero aquí no voy a hablarte de servidores, de lenguajes de programación ni de sitemaps en diferentes idiomas. Vamos a pensar que el reto que tenemos delante es escribir un artículo que posicione. Y vamos a seguir 10 pautas SEO para conseguirlo.

Hablamos de contenido SEO, pero no nos olvidamos de mencionar que el continente es tan relevante como éste.

1. Posiciona las palabras adecuadas

que es el keyword research

Me detuve bastante en este aspecto en mi artículo sobre el keyword research. Y ahora vuelvo a hacerlo porque la clave de cualquier artículo SEO es que su enfoque sea el correcto. ¿Qué queremos conseguir? ¿A qué personas queremos atraer?

Al escribir para Google, será la expresión que seleccionemos la que nos de esta clave. ¿A qué momento del proceso del embudo de ventas nos estamos dirigiendo? Hay un montón de preguntas que plantearse antes de escribir y hay que cerrar una estrategia de antemano.

El SEO requiere tiempo y esfuerzo, por lo que no planificar la estrategia supondrá tirar ese tiempo, que además es dinero, a la basura. Tu estrategia de marketing de contenidos comienza por darte a conocer y hacer que el cliente potencial confíe en ti antes de pasar a keywords más transaccionales. No lo olvides a la hora de hacer tu selección de keywords.

2. Ten en cuenta el tamaño de las imágenes

Polaroids sin revelar tendidas en un cordel sobre fondo de madera oscura

Las imágenes son grandes aliadas a la hora de escribir un artículo para Google. Ya sabes lo que dice el refrán: una imagen vale más que mil palabras. Así que si le sumas varias imágenes a tus mil palabras, la información será mucho más completa.

Por supuesto, no te olvides de rellenar el campo ALT y titularlas de forma correcta. Si es relevante, añádele también su leyenda. Todo irá enriqueciendo el texto y hará que sea más completo para Google.

A la vez, también hace que sea más fácil de leer para la persona que llegue a tu página. Las imágenes ofrecen descanso visual y permiten que el texto parezca más ligero.

Sin embargo, usar imágenes también tiene un inconveniente y es el tiempo de carga. Lo recomendable es que las fotos no pesen más de 100 KB para que la velocidad de carga de la página no se vea resentida.

3. Crea una estructura de enlaces internos

Bibliografía

Los enlaces internos son unos de los mayores aliados que tenemos a la hora de relacionar contenido propio y enriquecerlo. A nivel práctico, además, permite que no tengamos que volver a escribir lo mismo. Basta con enlazar el artículo donde hemos desarrollado dicho punto.

Siempre comento que los enlaces funcionan como la bibliografía académica. Dices algo pero está respaldado por lo que enlazas. A la hora de usar enlaces internos además estás fortaleciendo otros contenidos de tu página web, creando contenidos relacionados y jerarquizándolos para que el buscador lo comprenda.

La estructura, como las keywords, debe estar pensada de antemano, sabiendo que va a dirigir a dónde y con qué objetivo.

4. Busca enlaces externos

Hilo y tornillos simulando enlaces en fondo blanco

El artículo no termina cuando le das a publicar. Más allá de realizar actualizaciones cuando sea necesario, también es necesario trabajar la estrategia de linkbuilding. Conseguir enlaces externos a tu contenido le dará una mayor autoridad y tendrá una importancia tan grande como el propio texto, especialmente en keywords donde haya mucha competencia SEO.

Por ello, es importante que los enlaces que nos den otras personas también estén trabajados. Que utilicen la keyword que necesitamos o incluso que lo utilicemos para ampliar con keywords relacionadas.

Es muy importante que los enlaces externos sean naturales, ya que de lo contrario Google nos penalizará. Si sospecha que los enlaces han sido comprados o si provienen de páginas que no tienen relación con nuestro contenido.

Afortunadamente, con Google Search Console podemos pedir a Google que no tenga en cuenta aquellos enlaces que consideramos tóxicos, lo que ayudará también al posicionamiento. Así que no solo busca enlaces externos, también elimina aquellos que no te benefician.

Más: Desautoriza enlaces a tu sitio web

    Si te gustan nuestros contenidos, ¡sucríbete a nuestro blog!

    EMAIL*

    Declaro que entiendo y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD del sitio web ddigitals.net

    5. Comprueba la velocidad de carga

    Velocidad de carga

    La velocidad de carga es igualmente muy importante. Es simple, a día de hoy no tenemos paciencia. No es que no tengamos paciencia, es que no tenemos la necesidad de tenerla.

    Si una web no te da el resultado que buscas al momento, haces pogo sticking y entras en otra diferente. Y esto se refleja en la posición que vamos a tener.

    Así que una vez que tengas tu artículo listo, comprueba cuánto tarda en cargar. Probablemente muchos de los aspectos que más ralentizan estén fuera de tu alcance (número de plugins, servidor, etc… pero puede que haya otros que puedas optimizar).

    6. Que sea legible

    Lupa teclado

    La legibilidad es también muy importante para posicionar en Google. Herramientas SEO como el plugin Yoast te calculan tu índice de legibilidad y te pueden servir de guía.

    Aun así, no conviene tomarlo a rajatabla. Por ejemplo, si hacemos una lista, al no tener conectores, nos puede aparecer como poco legible cuando realmente es lo contrario.

    Aún así, utilizar frases cortas y no hacer párrafos muy largos nos va ayudar a posicionar. No es recomendable tener más de tres frases en un párrafo, así como hay que ir introduciendo elementos multimedia, títulos y subencabezados para facilitar la lectura.

    Por otra parte, presta atención también a la tipografía y a los elementos de diseño de la web. Si no se lee bien, si es incómodo o si puede cansar la vista, tu artículo no va a funcionar, por muy bien que funcionen el resto de los elementos.

    7. Sé útil

    Google

    No solo hay que ser legible, también hay que ser útil. Un artículo para SEO busca responder a una intención de búsqueda. Busca resolver una necesidad que una persona tiene.

    Así que no escribas por escribir y trata de ser lo más útil posible. Si es un artículo sobre cómo hacer algo o si responde a una pregunta concreta, explica los pasos o responde a la pregunta. Y, además, hazlo al principio del artículo.

    Me parece genial que quieras ampliar tu contenido y explicar otros aspectos relacionados. Si están lo suficientemente relacionados a Google también le encantará. Pero no pierdas el foco.

    Recuerda que el usuario quiere saber algo y que si tarda en encontrarlo se irá. Nadie va a leerse tres mil palabras por una consulta simple. Ni mil. Comienza respondiendo y amplia todo lo que quieras.

    Así, quién encuentre su respuesta se irá satisfecho (y no hará pogo sticking) y quién quiera saber más seguirá leyendo y mejorando el tiempo de permanencia.

    8. Usa vídeos

    Youtube

    Si es posible, utiliza vídeos. Estamos viviendo en una era audiovisual. Gran parte de la gente que consuma tu contenido preferirá ver su respuesta en vídeo.

    También es una forma de ofrecer contenido relacionado y te ayudará a mejorar el dwell time o tiempo de permanencia en página.

    Aloja los vídeos en Youtube o Vimeo y, además, no tendrás que preocuparte por el almacenamiento en tu web, ya que estarán simplemente incrustados. No hace falta que sea un vídeo tuyo, puedes utilizar a tu favor el vídeo que haya hecho cualquier otra persona.

    9. Que sea relevante

    hombre sonriendo sosteniendo una tablet

    Es lo mismo que mencioné en mi artículo sobre cómo hacer un podcast para empresas, si lo que tienes que decir no es relevante, no lo digas. Un artículo tiene que aportar algo diferente frente a los que ya existen.

    Es difícil cuando hablamos de temas muy competidos pero hay que buscar un valor diferencial. Hay que ofrecer algo más. Más información, un enfoque diferente, más enlaces y contenido relacionado, una redacción más simple o divertida…

    Haz que tu artículo sea sino mejor, al menos distinto y más adecuado a un público concreto: al que te diriges. Parece fácil, pero no lo es. Sin embargo, es la verdadera clave que te permitirá superar de forma orgánica a tus competidores. Sé mejor que ellos. Tú puedes.

    10. Diviértete

    Diviértete

    Te lo decía al hablar de SEO creativo, el contenido es también cultura y entretenimiento. Aunque estés explicando cómo realizar un trámite administrativo o una consulta legal.

    Haz que tu contenido sea entretenido y sea divertido. Prueba diferentes tácticas y disfruta mientras lo hace.

    Quizá esto no sea objetivo, pero el mood que se tiene al escribir, se trasmite. La inspiración existe y cuando te lo pasas bien hay más posibilidades de tener esa brillantez que hará que tu contenido se alce sobre los competidores.

    Y con la creatividad piensa que el partido no ha acabado. El SEO es lento y hay muchas formas de hacerlo funcionar, con enlaces externos, internos, con actualizaciones, con nuevo multimedia, etc… No te frustres si ves que aún cumpliendo las pautas SEO no estás llegando a donde esperabas.

    Hay otra más que es el tiempo cuando hablamos de contenido evergreen. Espera, trabaja y deja que los robots de Google y la experiencia de usuario hagan su trabajo. Y sino funciona, inténtalo de nuevo.